Sep
22

Y eso de la “localización”… ¿Qué es?

Filed Under (Localización) by Laura on 22-09-2008 and tagged ,

Muchos de los que nos dedicamos al mundo de la traducción y las tecnologías, también conocido como la Tradumática (de Traducción e Informática), utilizamos el término “Localización” con cierta frecuencia. Sin embargo, para alguien ajeno al tema, puede que el significado no esté muy claro.

Muchos piensan que una empresa que ofrece servicios de localización se dedica a “encontrar cosas” o incluso al “posicionamiento de webs”. Sin embargo, en el mundillo de la traducción y del software, el término denota algo bien distinto. Proviene en realidad del inglés “locale”, siendo localización un calco poco acertado (por las confusiones que he comentado) de “localization”. Este concepto, surgido fundamentalmente en el mundo del software, denota la adaptación de un producto o servicio, originado en una cultura o mercado fuente, a otra cultura o mercado meta. El término localización se suele abreviar como l10n (por haber 10 letras entre la l y la n) y está también íntimamente relacionado con el de Internacionalización o i18n, que se refiere al diseño de un producto para que pueda ser adaptado a las particularidades de un mercado o cultura sin tener que volver a diseñarlo de nuevo o cambiar la estructura del producto. Se suele utilizar también el término Globalización (g11n) para designar los procesos conjuntos de i18n y l10n.

Localización

Y os preguntaréis: ¿dónde cabe la traducción en todo este maremágnum de conceptos y procesos? Pues bien, podríamos decir que la traducción es parte de la localización.

LISA, la asociación que promueve la creación de estándares para la industria de la localización, define localización en el Globalization Industry Primer como ” the process of modifying products or services to account for differences in distinct markets”. Aunque la definición es algo vaga y confusa (en realidad no es un proceso que pretenda dar cuenta o representar las diferencias de mercados diferentes, sino más bien lo contrario, pretende eliminar estas diferencias para que el producto se perciba como propio de la cultura), nos da una idea de que la localización, además de la adaptación “lingüística” o traducción propiamente dicha, puede comportar otros aspectos como:

– Aspectos físicos: las empresas de automóviles han de vender su producto con el volante en el lado derecho en países como Reino Unido o Australia; las empresas de hardware deben cambiar los teclados dependiendo de la lengua que vaya a utilizarse o el tipo de enchufe según la parte del mundo a la que vayan dirigidos etc.

– Aspectos comerciales y culturales: los portales de comercio electrónico deben tener en cuenta las diferentes formas de pago y las diferentes divisas.

– Aspectos técnicos: si se van a utilizar lenguas bidireccionales o de doble bit, el sitio web se ha de programar en consecuencia.

Bien, hasta aquí el tema de la localización por hoy… Para terminar, os pongo un vídeo de localización extrema, en el que un producto americano acaba adaptándose a una cultura totalmente diferente hasta casi… perder su identidad original. A ver qué os parece:

The Shamsoons

Seguiremos ampliando en otros posts…



1 Comment So Far

Laura on 3 April, 2009 at 13:47 pm #
    

No os perdáis al respecto el nuevo post de “El taller del traductor”:
http://e-sanchez.com/blog/?p=17


Post a Comment
Name:
Email:
Website:
Comments:

¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 11 15 ?