Intelliwebsearch
Esta semana va de herramientas... Aprovecho el curso que hice la semana pasada de Déjà Vu, sobre el que también tengo pensado hablaros, para presentaros esta herramienta que me dio a conocer el profe del curso, Ignacio Hermo (gracias, Nacho :).

Se trata de Intelliwebsearch, una herramienta desarrollada por Mike Farrell, traductor Italiano->Inglés.

Esta herramienta puede ahorrarnos mucho tiempo a la hora de buscar información en Internet sobre algún término o expresión que nos encontremos mientras traducimos, ya que lo que hace es buscar en varios recursos al mismo tiempo con sólo teclear una simple combinación de teclas. Se acabó abrir el navegador, abrir diferentes pestañas, teclear 10 veces el mismo término para encontrar un posible equivalente en 10 diccionarios diferentes...

Nos podemos bajar la herramienta desde este enlace. Una vez instalada, es recomendable configurar la aplicación, ya que por defecto hay muchos recursos IT-EN que no nos interesan necesariamente si trabajamos con otras lenguas. Para ello, al ejecutarla, se aloja como aplicación residente en nuestra barra de tareas (en Windows normalmente en el extremo derecho inferior de la pantalla), con un icono en forma de i de color rojo. Con el botón derecho vamos a la opción Configuración de búsqueda. Aquí aparece una lista de los diccionarios y recursos en los que podemos buscar por defecto, agrupados en Grupo 1, Grupo 2. Esto se hace para no buscar en 50 recursos al mismo tiempo. Por ejemplo, si trabajamos con dos lenguas extranjeras, podemos tener los 10 primeros recursos adscritos al grupo 1 y que busquen en páginas en la primera lengua extranjera, y el segundo grupo con recursos que busquen en la segunda lengua extranjera. Un tercer grupo pueden ser recursos monolingües en la lengua meta etc. Desde el menú Editar podemos añadir nuevos recursos, y haciendo doble clic sobre los mismos, editar las preferencias:

Preferencias

Después, en principio, son tres pasos los que tenemos que seguir:

  1. Seleccionar el término o expresión que queremos buscar en el texto en el que estamos trabajando y teclear CTRL+ALT+B .
  2. Aparecerá entonces la ventana de búsqueda del programa, en la que, si es necesario, podemos editar la línea de búsque
  3. Por último, sólo tenemos que hacer clic con el ratón, teclear ALT+n o pulsar ENTER y... se abrirán entonces diferentes pestañas o ventanas del navegador (según el que tengamos configurado como predeterminado) o recursos electrónicos que tengamos en nuestro ordenador, cada una por el diccionario, enciclopedia o página web que hayamos configurado, con los resultados de búsqueda del término.
  4. Si se quiere evitar el paso 2, hay que teclear CTRL+ALT+SHIFT+B y la herramienta lanzará directamente la búsqueda.
  5. Las combinaciones de teclas citadas en este ejemplo pueden configurarse a gusto del usuario.

Ventana

Bien, estos son los pasos básicos para poder empezar a trabajar con la herramienta. Podéis encontrar más detalles en la Ayuda, disponible en francés y en

inglés.

Y, ¿qué os parece? Práctico, ¿verdad?

Sep
23
Filed Under (Internet) by Laura on 23-09-2008

Y cuándo termine la carrera, ¿qué?

Esta es la pregunta que muchos egresados en Traducción e Interpretación se hacen. Hay numerosas posibilidades de entrar en el mercado de la traducción, a saber:

  1. Traductor en plantilla en una organización internacional
  2. Traductor en plantilla algún departamento específico dentro de una gran empresa
  3. Traductor en plantilla en una empresa de servicios de traducción y localización
  4. Traductor autónomo para clientes directos o agencias o empresas de traducción.

Cada vez más es esta última opción la que se va imponiendo, debido a que tanto las organizaciones como las empresas cuyo núcleo no es la traducción tienden cada vez más a la externalización de servicios. Es ahí donde surge la posibilidad del teletrabajo y la teletraducción.

Ésta puede tener ventajas y desventajas. Entre las desventajas podríamos citar que el traductor pasa mucho tiempo solo delante del ordenador, que además de su trabajo en sí tiene que solventar gran cantidad de trámites (facturación, pago de seguridad social, contacto con clientes) y que cuesta algún tiempo llegar a tener una buena cartera de clientes, es necesario tener mucha disciplina para tener unos horarios de trabajo fijos y no olvidarse de que también se tiene derecho a vacaciones...

Sin embargo, una vez se supera una primera fase de adaptación a la profesión, la condición de autónomo puede tener numerosas ventajas: no es necesario estar solo. Los autónomos pueden unirse a otros autónomos y formar grupos de trabajo que compartan un mismo lugar. Tienen además mucha flexibilidad de horarios y pueden realizar trabajos muy variados (traducción, sí, pero también gestión terminológica, interpretaciones, correcciones, asesoría lingüística...). Es más fácil compatibilizar trabajo y familia y, si se logra ser disciplinado y tener un horario de trabajo más o menos fijo, pueden hacerse muchas cosas fuera del horario laboral.

Normalmente, íntimamente ligado con la condición de autónoma viene el teletrabajo. Si se quiere triunfar en este tipo de profesión, será imprescindible tener una completa estación de trabajo que incluya un ordenador con software lo más actual posible y con los programas que puedan requerir los clientes, una buena conexión a Internet para captar clientes p.e. a través de una página web, ponernos en contacto con ellos, enviar y recibir traducciones etc. Esta posibilidad del teletrabajo, además de darnos mucha libertad, nos da una ventaja fundamental: PODER OFRECER NUESTROS SERVICIOS A TODO EL MUNDO y conseguir tarifas más altas en países donde se pagan mejor nuestros servicios. No está mal el aliciente, ¿verdad? :-)

Os dejo aquí para terminar una entrevista que realizaron a dos traductoras autónomas en Uruguay: